CONSEJOS Y RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE LAS JOYAS

Siguiendo algunas recomendaciones sobre su uso y cuidado, las joyas de plata de ley y gemas pueden durar toda la vida:

CUIDADOS

Con el paso del tiempo, la plata puede ennegrecerse por oxidación, es decir, por el propio oxígeno que hay en el aire que respiramos. Aunque también puede contribuir a su oxidación un mal uso de las joyas, como por ejemplo el contacto de éstas con las cremas, perfumes y otros productos cosméticos. Al igual que la plata, las gemas tampoco deberían exponerse a cosméticos o perfumes, ya que el contenido químico de estos productos puede dañarlas.

ALMACENAJE

Es conveniente que las joyas se guarden en cajitas o bolsitas individuales, a ser posible, o separadas en su joyero, con el fin de evitar que rocen entre sí y se rayen. De esta manera también conseguiremos que la plata se oxide en menor medida, al estar más protegida.

LIMPIEZA

La plata puede limpiarse con agua y un jabón neutro. Sin embargo, no todas las gemas deben limpiarse de ese modo ya que algunas, por su composición, pueden absorber parte de ese agua y jabón.

-Piedras opacas: limpiar con un paño húmedo después de su uso y secar con un paño suave. Evitar el contacto con agua y jabón.

-Piedras orgánicas (Ámbar): frotar con un paño suave después de su uso.

-Piedras transparentes: limpiar con agua y jabón líquido neutro, utilizando un paño suave, y enjuagar con abundante agua antes de secar con otro paño suave.